Comunidad Interconectada

La tecnología puede ayudar a hacer discípulos en todo el mundo, pero nos corresponde a nosotros utilizarla sabiamente.

Miré mi teléfono inteligente y después el televisor, preguntándome cuánto tiempo transcurriría antes de que CNN informara lo que Twitter ya me había estado diciendo durante varios minutos. Mis amigos estaban difundiendo la noticia de que Osama bin Laden había muerto, mientras que el que había sido el canal de noticias de vanguardia, se había quedado atrás.

Pensé entonces en el veloz ritmo del cambio. Me vino a la mente cómo el viajar por el aire —apenas un sueño durante la mayor parte de la historia— era ahora algo normal. Pensé también en la capacidad tecnológica que llevó al hombre a la Luna, y en cómo esa capacidad ha quedado eclipsada por la computadora portátil del mercado actual. Nuestra insaciable y evidente necesidad de lo nuevo, lo rápido y lo conveniente escasamente puede mantener el ritmo. Nos guste o no, nuestro mundo es un mundo tecnológico, y esta realidad afecta la manera como trabajamos y vivimos, nuestras relaciones, e incluso la forma como seguimos a Cristo.

Dos mil años antes de Twitter, Santiago conocía el poder de frases breves e impactantes. Resumió la vida cristiana como: “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo” (Stg 1.27).

Por cuanto los huérfanos y las viudas están entre los miembros más vulnerables de la sociedad, Dios demuestra especial interés por ellos (véanse Dt 10.18; Is 1.17; Jer 7.5-7). Cuidar de ellos, entonces, es actuar como Dios. En la encarnación, el Hijo de Dios se humilló a sí mismo, y vino a vivir entre personas heridas, de manera que cuando los discípulos seguían a Jesús de pueblo en pueblo, también iban tras Él cuando se dirigía a los enfermos y a los que padecían necesidades. Seguir a Cristo hoy es muy parecido. Esto exige que nos inclinemos y toquemos a los que sufren —los huérfanos, las viudas, y cualquiera que esté necesitando de alivio.

Pero hay otro ingrediente en cuanto a la “religión pura y sin mácula”. Santiago nos recuerda que estamos llamados a guardarnos “sin mancha del mundo”. Todos hemos sido golpeados, maltratados y manchados por el hecho de vivir en este mundo. Hasta Jesús mismo tiene las cicatrices de lo que este mundo le hizo. Santiago no está hablando de mantenerse libre de esta clase de manchas; está hablando de santidad y pureza, las características de una existencia vivida andando en las pisadas de nuestro Salvador. Mientras los discípulos de Jesús lo seguían por todas partes de la antigua Palestina, Él les enseñó a orar, los ayudó a entender las Sagradas Escrituras, y abrió sus ojos al reino de Dios. Pedro, Santiago y Juan, junto con los demás, estaban aprendiendo a conocer la compasión de Dios mientras pasaban tiempo con Jesús, llegando a parecerse más a Él.

Los discípulos crecieron en el conocimiento y la fe, y después ayudaron a otros a hacer lo mismo. Esas otras personas transmitieron lo que habían aprendido aun a más gente. Esta práctica de hacer discípulos se propagó de ciudad en ciudad, y de generación en generación, hasta llegar a la nuestra. El pastor y escritor Kevin DeYoung lo dice de esta manera: “El gran requisito indispensable para producir cristianos consagrados y maduros, es otros cristianos consagrados y maduros”. No podemos crecer para ser más como Cristo dejando de lado la comunidad; no podemos crecer más profundamente con Jesús si no pasamos tiempo con personas que lo conozcan bien.

En tanto que nos esforzamos por andar con Cristo, la tecnología ofrece algunas herramientas maravillosas. El mundo está ahora más conectado, y nos encontramos con más oportunidades que nunca para ofrecer un vaso de agua fría en el nombre del Señor. Pero siendo que cada avance en la tecnología nos capacita para amar a nuestro prójimo de una manera nueva, tenemos que tomar una decisión.

Cuando ocurre un desastre natural, enviar ayuda es ahora tan rápido y fácil como enviar un mensaje de texto. Pero el ver eventos catastróficos día tras día a través de una pequeña pantalla de computadora puede insensibilizarnos al sufrimiento muy real de los demás, si no tenemos cuidado. Y aunque la Internet hace que sea más fácil ayudar a los pobres, para muchos será más fácil hacer caso omiso de la pobreza extrema cuando solo la ven por la pantalla de una computadora.

Al mismo tiempo, la transmisión de vídeos, podcasts y libros electrónicos permiten que cualquiera se siente a los pies de maestros extraordinarios de la Biblia. Sin embargo, hay quienes se ven tentados a apartarse de la comunidad local de su iglesia por esa misma razón. Incluso, pueden justificar su decisión, a sabiendas de que los sermones de su pastor no pueden estar a la altura de los de los mensajes que pueden ver y escuchar por Internet. Facebook, Twitter e Instagram nos conectan con amigos y familiares, pero al mismo tiempo hacen posible que dejemos de verles y hablarles con regularidad.

Congregarnos sigue siendo una necesidad para el creyente, pero la tecnología puede embaucarnos haciéndonos creer que ahora es menos necesario, o puede llevarnos en la dirección incorrecta, engañándonos con un tipo de congregación falsa. Hoy en día podemos mantenernos conectados con la cultura que nos rodea, y a pesar de eso vivir totalmente solos. Pero el Señor nunca animó a sus seguidores a que vivieran solos, sin ayuda.

Si bien no creo que sea necesario vivir aislados, tampoco creo que tengamos que deshacernos de todo tipo de herramienta tecnológica. En realidad, el problema no es la tecnología; lo importante es cómo nos relacionamos con ella.

En el primer siglo, cuando los apóstoles y los primeros misioneros salían a difundir la buena nueva de Jesucristo, podían contar con cierto avance tecnológico que hacía posible sus viajes: las carreteras —la red de banda ancha original— las cuales hicieron posible que el evangelio llegara a las partes más distantes del imperio romano, y que de otra manera no habría sido posible.

Mientras iban con las buenas nuevas, los primeros cristianos escribían. Los evangelios y las epístolas del Nuevo Testamento son en sí mismos el equivalente antiguo de sermones en MP3 —portátiles y reproducibles. Cuando Pablo no pudo visitar Roma, envió una carta para explicar su teología y animar a los fieles. De haber él tenido a su alcance la tecnología de hoy, podría haber grabado un vídeo y enviado a los romanos el enlace en YouTube. La carta a los Romanos es, en esencia, un mensaje grabado para ser “repetido” cada vez que alguien necesite escucharlo.

La iglesia primitiva utilizó la tecnología disponible para compartir el evangelio y hacer discípulos. La usaron para mejorar el discipulado, no para desplazarlo. Nosotros debemos hacer lo mismo. Para algunos, esto puede significar encontrar nuevas formas de conectarse; para otros, puede significar desconectarse con más frecuencia. En la medida que nuestras vidas digitales y los dispositivos nos ayuden a ser más como Cristo, serán una bendición. Seguir a Cristo fue la prioridad absoluta para los primeros cristianos, y también debe ser la nuestra —con o sin pantallas.


En Contacto



Usted puede vencer la tentación

Sin embargo, algunas personas me escriben para decir que están progresando poco o nada en su andar cristiano. Están luchando, y hay pocas evidencias de una conversión genuina en sus vidas. Quieren ayuda para que su vida cristiana sea gozosa y victoriosa.

Permítame recordarle que la Biblia enseña que en el instante en que usted recibe a Cristo como su Salvador, ya tiene el poder de Dios para crecer espiritualmente. La conversión no es el fin, sino el comienzo. Usted debe continuar para ingresar en una vida cristiana más plena y rica.

El apóstol Pablo escribió: “Deseen con ansias la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos. Así, por medio de ella, crecerán en su salvación” (1 Pedro 2:2). El apóstol Pablo elogió a los cristianos de Tesalónica: “Su fe se acrecienta cada vez más” (2 Tesalonicenses 1:3). ¿Es esta su experiencia? ¿Está usted lleno de gozo porque está lleno de Cristo? La salvación, sin duda, no es algo que se deba “soportar”; ¡es algo para disfrutar! Y la disfrutará solo cuando descubra la voluntad de Dios, el propósito y el plan que Él tiene para su vida.

Las personas más desgraciadas son los cristianos que viven fuera de la voluntad de Dios. No pueden crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Si usted desea tener una vida gozosa y victoriosa, una de las cosas más importantes que querrá saber es qué hacer en cuanto a la tentación.

No tiene nada de inusual o anormal que un cristiano sea tentado. De hecho, es de esperar que lo sea. Las personas que creen que nunca son tentadas deberían preguntarse si en realidad están espiritualmente vivas. Dígase a sí mismo: “Los cristianos son tentados. Ahora, yo soy cristiano; por lo tanto, seré tentado. ¿Qué ha preparado Dios para mí?”.

Con el fin de ayudarle a responder esa pregunta, le sugeriré cinco cosas:
Primero, reconozca que la tentación es una experiencia normal. La Biblia dice que no nos ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los seres humanos en general (1 Corintios 10:13).

Cristo, siendo el único hombre perfecto, fue tentado en todo tal como nosotros (Hebreos 4:15). Además, sintió profundamente la angustia mental y espiritual que acompaña a la tentación, ya que está escrito que “él mismo padeció siendo tentado” (Hebreos 2:18, RV60).

Dios nunca tienta a nadie (Santiago 1:13); eso es tarea del diablo. Satanás es el tentador, y nos tienta según nuestros deseos naturales. Muchos de nuestros deseos son buenos, como el deseo de comida, descanso, comunión, autoconservación, etc. Pero, dado que somos miembros de una raza pecadora y caída, tenemos algunos deseos equivocados; por ejemplo, podemos sentirnos tentados a engañar, mentir, odiar y buscar venganza.

Algunos deseos no son malos en sí mismos, pero terminan en pecado si se abusa de ellos. La preocupación por las necesidades de la vida y el cuidado de la propia familia es esencial; pero esto puede degenerar en ansiedad, y entonces, como Cristo nos recuerda, los cuidados de este mundo ahogan la semilla espiritual que fue plantada en el corazón.

El dinero es necesario para la vida diaria, pero ganar dinero puede degenerar en amar al dinero, y entonces, el engaño de las riquezas arruina nuestra vida espiritual.

He aquí una fórmula para utilizar cuando esté en duda. Pregúntese: “¿Glorifica esto a Dios? ¿Puedo hacerlo en el nombre de Cristo? ¿Puedo orar dando gracias por ello? ¿Me hace preocupar más por las cosas del mundo, o me acerca a los pies de Cristo? ¿Me edifica en mi vida cristiana, o me aplasta? ¿Ayudará a los demás, o les hará tropezar?”.

Si usted puede responder sinceramente que sí a estas preguntas, podrá reconocer una tentación cuando le llegue. La Biblia enseña que Dios siempre nos da la salida de la tentación, para que podamos soportar. En cuanto sea tentado, pida ayuda a Dios.

Segundo, sepa que Cristo vive dentro de cada persona que lo ha aceptado como Salvador. Ningún enemigo es demasiado poderoso para Cristo. Toda tentación puede ser resistida. Usted puede tener una gloriosa victoria diaria.

La Biblia dice: “Así el pecado no tendrá dominio sobre ustedes, porque ya no están bajo la ley sino bajo la gracia” (Romanos 6:14). Pablo escribió en Romanos 7:24: ¡Soy un pobre miserable! ¿Quién me librará de este cuerpo mortal?”. Y luego responde su propia pregunta: “¡Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor!” (Romanos 7:25).

En Romanos 8:2 leemos: “pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte”.

Tercero, reconozca el lugar de la Palabra de Dios en el crecimiento cristiano y la lucha contra la tentación. La Biblia dice: “¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra. […]. En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti” (Salmos 119:9,11).

Crecemos en gracia y tenemos acceso a la fuente de fortaleza espiritual cuando leemos y estudiamos la Palabra de Dios. Esa Palabra realmente nos cambia.

La Palabra de Dios es “la espada del Espíritu” (Efesios 6:17). Para el cristiano, la Biblia no es solo un libro santo que se coloca en un estante. Es un arma potente que se toma con ambas manos y se utiliza para derrotar al enemigo.

Estúdiela. Memorícela. Decídase a leer la Biblia todos los días a partir de hoy. No se puede tener una vida física sana si no se come con regularidad; tenga el mismo sentido común para mantener la salud de su vida espiritual. La lectura diaria de la Biblia es esencial para tener una vida cristiana victoriosa y crecer como cristiano.

Cuarto, aprenda el secreto de la oración. Durante todos los días de su vida en la tierra, es notorio que Jesús fue un hombre de oración.

Oraba con sus discípulos. Oraba en secreto. A veces, pasaba toda la noche orando. Haga de Él su ejemplo. Si Él, el santo Hijo de Dios que no tuvo pecado, no podía vivir en esta tierra sin tener una comunión constante con Dios, usted y yo, sin duda, tampoco podremos hacerlo.

Quizá usted esté pensando: “Pero no sé qué decir cuando oro”. A Dios no le importa que usted balbucee o no arme frases elocuentes. No le molesta que tenga errores gramaticales. A Él le interesa lo que hay en su corazón.

Tenga un tiempo de oración secreta cada día, cuando pueda orar a solas. Debe ser un hábito regular y convertirse en algo tan vital y necesario para usted como la comida diaria. Otra cosa que le sugeriría es que ore “sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17). En otras palabras, que mantenga un espíritu de oración durante todo el día.

Esto no significa que tenga un rostro solemne y severo todo el día. Significa que, en todas las situaciones, tenga conciencia de estar apoyado en Dios, con su corazón inclinado hacia Él.

Quinto, entregue y consagre su vida a Cristo. La Biblia dice que debemos consagrarnos al Señor (vea Éxodo 32:29). Pablo escribió: “Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente” (Romanos 12:1-2).

Arrodíllese delante de Dios y pregúntele si hay algún área de su vida que usted aún no haya entregado a Él. El reflector del Espíritu Santo iluminará los rincones más profundos de su alma y revelará cosas que usted creía que ya había entregado, pero no lo había hecho. Pase un tiempo orando y pensando en las cosas que ven sus ojos, las que oyen sus oídos y las que pronuncia su lengua. Pida a Dios que tome sus ojos, sus oídos, su lengua, sus manos, su vida social, sus amigos y todas las áreas de su vida bajo el control de su Espíritu.

Entréguese a Él completamente y sin reservas. Esto agrada a Dios. La Biblia dice: “El obedecer vale más que el sacrificio” (1 Samuel 15:22). Más que cualquier otra cosa, Dios quiere que usted le obedezca y le ame. La vida consagrada es la vida victoriosa.

Ministerio Billy Graham



Los gozos de la generosidad

Cuando nos damos cuenta de lo vasto de nuestros recursos divinos, cuando reconocemos que las riquezas eternas del cielo son la dádiva de Dios para nosotros, no seremos mezquinos con las cosas que tenemos. Por el contrario, nos sentiremos bien dispuestos y en libertad para compartir. En breve, conoceremos el gozo de la generosidad. Una generosidad que se arraiga en el contentamiento santo tiene también algunos beneficios invaluables. Cuatro vienen a la mente al considerar las palabras de Pablo en 1 Timoteo 6.

Primero, no nos aferraremos a las cosas temporales. Pablo escribió: “porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar” (1 Timoteo 6:7). Puesto que entramos a este mundo sin traer nada, ni vestir nada, ni poseer nada, y puesto que saldremos de la misma manera, ¿por qué peregrina razón nos aferramos a los bienes terrenales? La generosidad arraigada en el contentamiento nos permite decir con Job: “Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá” (Job 1:21).

Segundo, mantendremos al mínimo nuestras necesidades esenciales. Como el apóstol declaró: “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto” (1 Timoteo 6:8). Si somos francos, admitiremos que las necesidades genuinas de la vida son pocas: comida... agua... ropa... un techo para protegernos de los elementos. Las cosas esenciales son una lista muy corta. Del otro lado de la moneda, el estilo de vida de “el que muere con más juguetes gana” jamás satisface. Cuando mezclamos los lujos con las cosas esenciales, el gozo nos elude.

Tercero, resistiremos la seductora atracción de la codicia. Pablo advirtió: "Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores". (6:9–10)...

El brillo de la plata y el oro atrae a la gente a la destrucción como un foco encendido atrae a los insectos. La fuerza hipnótica de la codicia deja a su paso los escombros de promesas y relaciones personales destrozadas (6:10). Por favor, comprenda que el dinero en sí mismo no es el problema... el problema es nuestra infatuación con el mismo.

Cuarto, y finalmente, cultivamos un estilo de vida verdaderamente agradecido y gozoso. ¿Qué de los que ya son ricos? Pablo se dirigió a ellos en 1 Timoteo 6:17: "A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos".

En otras palabras, no mire con desdén a los que tienen menos . . . y no ponga sus esperanzas en la seguridad falsa. Más bien, mire sus posesiones como artículos que Dios le ha prestado para gloria de Él y para que usted las disfrute. Sí, para nuestro disfrute. Dios no es un aguafiestas sino un Dios que provee placer y que actúa siempre con gracia. Él quiere que nos demos cuenta de que una ausencia de arrogancia además de la presencia de seguridad equivaldrá a gozo verdadero, duradero.

El contentamiento es fundamental para un espíritu generoso. Cuando no nos aferramos a las cosas temporales, mantenemos las cosas esenciales al mínimo, resistimos la seducción de la codicia, y cultivamos un estilo de vida agradecido y gozoso, la codicia no tiene donde echar raíz. Una generosidad gozosa que brota del contentamiento nos ayudará a mantenernos enfocados en lo que en realidad es necesario para nosotros mismos; y lo que es necesario para otros.


Visión para Vivir

 

Hablar de la sexualidad con los hijos

Cuántas veces se ha sorprendido al escuchar a sus hijos hablar de sexualidad como si fueran autoridad en el tema, haciéndole sentir incómodo y hasta ruborizado; o bien cuántas veces le han hecho preguntas que no sabe cómo responder y para evadirlas termina respondiendo con términos tales como “cigüeña” o  “abejita”.

Al hablar a sus hijos e hijas, abierta y francamente, acerca de la sexualidad, usted estará formando en ellos y ellas valores, capacidades y habilidades, que les darán la posibilidad de ejercer con responsabilidad su sexualidad, libre de prejuicios y de presiones sociales.

Lamentablemente, en algunos casos los padres son los últimos en abordar este tema con sus hijos, ya sea por desconocimiento, temor o prejuicios, repitiendo así la manera en que ellos mismos fueron educados. Esta actitud expone a los hijos a otras fuentes, que en la mayoría de los casos, les presentarán la información de forma distorsionada, creando en ellos  una imagen errónea de la sexualidad.

Cuando los padres cumplen con su rol de educadores, los hijos tienen mayor confianza y libertad para comunicarles sus inquietudes y comentarles sus pensamientos. Lo importante para lograr esta interacción es que los padres sean una fuente de estímulo, propiciando una comunicación abierta en la que predomine el respeto y la confianza.

Bajo este principio, los padres deben recordar que la información clara, sencilla y oportuna contribuirá de manera muy significativa al desarrollo integral de su hijo e hija.

Una adecuada educación sexual no puede, ni debe ser responsabilidad absoluta de otros sistemas; esta labor recae sobre la familia en primera instancia, ya que es en este medio donde el niño y la niña se desarrollan, atravesando por diferentes etapas en las que necesitarán del acompañamiento de sus padres. 

Acompañe a sus hijos a descubrirse como seres sexuados, creados así por Dios, dándoles la posibilidad de ver la sexualidad como algo natural y sin malicia. Al hablarles y guiarles en el tema de la sexualidad, usted le estará dando a sus hijos la oportunidad de adoptar pautas de comportamiento sexual basadas en valores sólidos y fomentando en ellos el respeto tanto hacía sí mismos como hacia los demás. Esto les ayudara a prevenir un posible abuso sexual, el contagio de una enfermedad, un embarazo no deseado y un trauma emocional que podría marcar sus vidas para siempre.

Una oportuna educación sexual posibilita el ejercicio adecuado y responsable de la sexualidad, como expresión de amor entre un hombre y una mujer que han adquirido un compromiso responsable bajo el vínculo del matrimonio. Al hablar de sexualidad con sus hijos usted no solo esta aportando un conocimiento o saciando una curiosidad, usted les está formando integralmente.


HABLAR DE SEXUALIDAD DE ACUERDO A LA EDAD
Por Sicóloga Elizabeth Canales

La forma en que eduquemos sexualmente a nuestros niños dependerá de las características de cada edad. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que vivimos en una cultura saturada y obsesionada con el sexo; lo que quiere decir que nuestros hijos están recibiendo información de otras fuentes, de los medios de comunicación y de otras partes de la sociedad tan pronto como empiezan a ver televisión o a jugar con los niños del vecindario.

De los 3 a los 5 años
La discusión y enseñanza verbal acerca del sexo tiene que comenzar tan pronto como lleguen a los 3 ó 4 años. A partir de los 3 años y hasta los 5 años, aproximadamente, tanto el niño como la niña empiezan a adquirir su identidad sexual y a formar su identidad personal. Es en las edades de los 3 a los 5 años donde comienzan las primeras preguntas como: las diferencias entre niño y niña o entre papá y mamá, ¿cómo se hacen los bebés? ¿por dónde salen los bebés que están en la pancita? y ¿por dónde entran? Ante estas preguntas debemos hablar con la verdad y dar una respuesta adecuada. (Ver artículo: Cómo y cuándo empezar a hablar de sexualidad con los hijos)

De los 6 y 9 años
En esta etapa aparecerán curiosidades como los juegos y la morbosidad. Puede además surgir la curiosidad por ver cómo hacen el amor los padres, así como espiar en secreto las conversaciones acerca de los novios de los hermanos mayores. Esto se notará mucho en las conversaciones de los recreos de la escuela. Algunos lo hacen más que otros, recordemos que no todos los niños marcan el desarrollo de la misma manera. Lo importante es no adelantarnos ni atrasarnos, sino educar y abordar lo que sucede a nuestro alrededor.

En esta edad se deberá hablar directamente del conocimiento del cuerpo, del respeto al propio y del respeto hacia el otro, de la reproducción, de la identidad, de las relaciones interpersonales, de los mandatos sociales sobre nuestro comportamiento, del placer y del poder. Sin embargo, para poder abordar este tema, hay que construir fortalezas y claridad en los valores, en lo que esperamos de ellos para el futuro.

Entre los 9 y 11 años
El ejemplo es la mejor manera de inculcarles cualquier cosa a nuestros hijos. El comportamiento, la forma de hablar y las actitudes que tengamos como modelo serán las que más a menudo veremos en ellos.

La enseñanza ocurre más fácilmente cuando es en una forma casual y relajada, por ejemplo cuando van a comerse un helado o en la comidas son excelentes momentos para enseñar. Debemos hablar de la sexualidad cuando creamos oportuno, cuando pregunten y cuando no lo hagan.

Con las niñas se recomienda escoger un programa de televisión donde madre e hija puedan analizarlo. Debemos recordar que en las muchachas es la edad de prevenir y detectar problemas de auto-imagen, con el objetivo de evitar males mayores que se derivan de esta falta de autoestima, tales como la anorexia y la bulimia, entre otros. Por esta razón, es de vital importancia resaltar la aceptación de su cuerpo. Nuestra sociedad ha inculcado un modelo de belleza ajeno a la realidad integral de lo que es ser femenino. Ser mujer no debe ser un objeto sexual para la sociedad.

En esta edad entre las mujeres se observan tratos muy groseros y toscos entre ellas. Esto no se puede considerar normal y hay que abordar este tema para evitar la violencia, la falta de respeto o la discriminación. También, es necesario:

  • Estimular la práctica de deportes, actividades artísticas y recreativas para de esta manera, canalizar la ansiedad de aceptación de su cuerpo.
  • Trabajar intensivamente la aceptación des u cuerpo como algo hermoso, valioso y saludable evitará que se obsesionen por ser más cuerpo que persona. Se deben crear espacios de diálogo en donde se hable de ese tema y de lo mucho que pesa en su formación como mujeres.
  • Mencionar la forma violenta en que la publicidad utiliza y trata el cuerpo de la mujer para lograr que aprecien y valoren el desarrollo de sus habilidades y personalidades.
  • Dialogar, tanto muchachas como muchachos, acerca de la forma de relacionarse, destacar el respeto, el diálogo, hacer intervenir a los profesores o maestros si reciben maltrato por parte de sus compañeros y buscar forma de corregir y sanar las relaciones que hacen daño.

En los varones, en este tiempo, la búsqueda y la curiosidad sexual serán aún mayores. Puede que algunos se interesen por el físico, se le ocurra ver revistas pornográficas, postales de mujeres desnudas, tienen luchas para saber quién es el mejor deportista, quién sabe más y quién se hace novio de cuál muchacha. Todo esto estaría de manera inconsciente reafirmando su rol de género masculino.

No obstante, hay que hablarles de los efectos de mirar la pornografía, que lleva a degradar la relación coital, el cuerpo y la construcción del placer. Explicarles que en estas imágenes, se pone al hombre como proveedor del placer femenino cuando el placer lo construyen ambos a partir de sí mismos y del vínculo con el otro.

De 11 a 14 años
Debemos explicarles a los pre-adolescentes y adolescentes que alrededor de los 11 y 14 años, les sucederá la primera eyaculación y que tendrán erecciones involuntarias que deberán aprender a controlar por medio de respiraciones y el dominio de las imágenes que tienen en su mente. También se les debe aclarar que esta manifestación de su desarrollo va unida al deseo de masturbarse y a las sensaciones de placer y excitación ubicados en sus órganos genitales. Deben aprender a reconocer estas sensaciones y manejarlas con valores y con un sentido para su desarrollo.

Es importante conocer los valores y conceptos que queremos inculcar a nuestros y saber que, cuando queramos enseñarles algo, debemos planificarlo por adelantado. La buena enseñanza y discusión no ocurren automáticamente.

Si el chico o la chica tienen información previa entenderá qué está pasando, por qué hay distintos ritmos y que no es una competición. Al hablar con naturalidad sobre su sexualidad estaremos quitando muchas preocupaciones en ellos. Además todos los padres podemos hablar de todas las que les interesan pero también de todo aquello que creemos que necesitan saber en cada momento, atendiendo, evidentemente, a sus capacidades.


Enfoque a la Familia



ArmoniaOnline Continuamos la programación con una selección de música y meditación, junto al charrito Carlos, desde Temuco, en "M… https://t.co/UTFFqksNrX
2hreplyretweetfavorite
ArmoniaOnline Puede volver a escuchar la pregunta y respuesta del programa "Responde" y "Cruzada" con Luis Palau, en el sitio web https://t.co/q2zpJdq9x9
4hreplyretweetfavorite
ArmoniaOnline En "El Amor que Vale" hoy el Dr. Adrian Rogers comparte el tema: "Jesús, el secreto de la satisfacción", parte 1. https://t.co/TXWVPSD9ce
5hreplyretweetfavorite
ArmoniaOnline En Nuevas cada Mañana conversamos con la matrona Olga González sobre: "Como preparase para el embarazo". Véalo aquí: https://t.co/vS0cDkE60b
5hreplyretweetfavorite

Sea un colaborador activo
Sea un colaborador activo
Publicado: Lunes, 20 Marzo 2017 10:00

Usted puede ser parte de la Ofrenda Privada para sustentar la Obra del Señor de una manera comprometida y bendecida.

Noticias Cristianas

Sede de Compassion en India podría cerrar sus puertas
Sede de Compassion en India podría cerrar sus puertas
Publicado: Lunes, 20 Marzo 2017 14:20
Corte Británica condena a predicadores por "Biblia criminal"
Corte Británica condena a predicadores por "Biblia criminal"
Publicado: Lunes, 20 Marzo 2017 12:49
Denuncian 11 focos de intolerancia religiosa en Chiapas
Denuncian 11 focos de intolerancia religiosa en Chiapas
Publicado: Lunes, 20 Marzo 2017 12:43
Francia censura a quienes defienden el derecho a la vida
Francia censura a quienes defienden el derecho a la vida
Publicado: Miércoles, 08 Marzo 2017 18:57
La primera Biblia impresa, de Gutenberg, ya está online
La primera Biblia impresa, de Gutenberg, ya está online
Publicado: Miércoles, 08 Marzo 2017 18:50

Encuesta

Al disfrutar un merecido tiempo de vacaciones ¿Qué hace para no dejar de alimentarse espiritualmente?

Prefiero desconectarme de todo, incluso de lo espiritual - 20%
Sintonizo alguna emisora cristiana para seguir aprendiendo - 36.7%
Averigüo los horarios de una Iglesia local para congregarme - 10%
Llevo música, películas, revistas y libros cristianos variados - 20%
Hago un devocional bíblico cada día junto a mi familia - 13.3%

Votos totales: 30

LOS + RECIENTES Ponte al día

Soli Deo Gloria, el retorno a la autoridad bíblica
Soli Deo Gloria, el retorno a la autoridad bíblica
Publicado: Martes, 14 Marzo 2017 14:45
No se pierda nuestra Programación regular 2017
No se pierda nuestra Programación regular 2017
Publicado: Martes, 14 Marzo 2017 13:12
Este es tiempo para extender la mano a los que sufren
Este es tiempo para extender la mano a los que sufren
Publicado: Lunes, 20 Febrero 2017 18:57
¿Qué es un Compañero de Milicia?
¿Qué es un Compañero de Milicia?
Publicado: Lunes, 23 Enero 2017 15:43
Comenzó marcha blanca de nuestra señal en Pichilemu
Comenzó marcha blanca de nuestra señal en Pichilemu
Publicado: Jueves, 19 Enero 2017 15:59