El pasado jueves 02, viernes 03 y lunes 06 de mayo, vivimos nuestros Días de Gracia. Instancia que pese a tener dificultades, estuvo guiada por el Señor en todo tiempo, donde decena de hermanos en todo el país pudieron expresar su testimonio  de como el Señor ha transformado sus vidas, así también miles de hermanos y auditores entregaron su ofrenda para completar el saldo correspondiente al mes de abril.

Fue así como a eso de las 9:30 hora del día jueves, la hermana María Soledad junto al hermano José Albornoz, guiaron un tiempo de alabanzas, contactos telefónicos y Palabra de aliento para comenzar de la mejor forma el primer Día de Gracia, entregando reportes periódicos sobre el monto restante para completar la meta.

Fue así que el segunda día comenzó con un saldo bastante alto, pero la confianza en el Señor no decayó, y los hermanos, oyentes y colaboradores del ministerio, llegaron hasta los diferentes puntos de ofrenda en el país, así también ofrendaron a través de trasferencia electrónica y Caja Vecina.

Sin embargo y a pesar del esfuerzo y el compromiso, nuevamente el Señor nos sorprendía con un tercer día de Gracia a realizarse este lunes, llevando a cabo además una transmisión especial el día sábado por la mañana, la cual fue de gran bendición para muchos hermanos que participaron ya sea llegando a la oficina central de Armonía, o bien a través del banco.

Así también fueron muchos los hermanos que contaron lo que Dios ha hecho con sus vidas a través de Ministerio Armonía. Uno de ellos fue el hermano Daniel Contreras, quien narró, a través de redes sociales, como Dios lo libró de un accidente de tránsito.

“hace 9 meses tuve un accidente en moto, me chocó un camión de frente. Todos me daban por muerto.  Mí amada esposa era una fiel cristiana, yo a medias. Cuando llegaba a casa y veía que escuchaba su radio,  le decía por qué era tan fanática. Ahora entendí que gracias a sus oraciones Dios me libró de la muerte, y ahora ambos escuchamos Armonía y nos congregamos en una iglesia”, contó el hermano.

Testimonio que sin duda nos dio el aliento para seguir adelante esperando en el tiempo de Dios alcanzar la meta. Momento que llegó a eso de las 14:00 horas de este lunes, cuando se anunciaba el milagro: El saldo del mes de abril ya estaba completo.

Agradecemos la participación de cada hermano, Compañero de Milicia, y auditores que de una u otra forma nos alentaron y apoyaron en estos tres días, haciendo la invitación desde ya a participar en la próxima jornada que se llevará a cabo el próximo jueves 16 y viernes 17 de mayo.