Como cada viernes en Nuevas Cada Mañana, nos acompañó el hermano y abogado, Alberto González, para una nueva edición de la sección “En Derecho y Conforme a las Escrituras” donde el día de hoy se dio el tiempo para contestar dudas de los hermanos auditores, así también aclarar algunos puntos de la Ley de Violencia Intrafamiliar.

En relación a este último punto, aseguró que “cuando lo tratan con groserías, no les hablan, se enfrían las relaciones al interior de la familia, esto también es violencia y muchas veces resulta más castigador que algo físico”.

Sobre cómo tratar esta problemática dentro de la congregación, el hermano señaló que el tema “debe ser abordado con una integridad mayor. Cuando no hay convicción ni preparación para aquellos que han sido llamados a dar un consejo se puede errar y orientar mal”.

“El salmo 103:6 dice que Jehová es justo para todos los que reciben violencia.  La palabra dice que el sana las heridas. El Señor va hasta la intimidad donde otros no pueden llegar, y lo hace con su bálsamo de consolación”, agregó.

¿Qué pasa cuando la víctima de violencia es la esposa del Pastor? Frente a esta inquietud, el hermano reiteró que lo más prudente es buscar a Dios primeramente, y luego pedir consejería a un siervo o persona de confianza. “No es llegar y en un impulso ponerlo en conocimiento de los incrédulos. Tomemos nota de la importancia de esto”, dijo.

La conversación completa la puedes escuchar a continuación: 

 

en derecho y conforme 2018.04.20.mp3&autostart=0&autoreplay=0&showtime=1" />