Los días lunes, martes y hoy hasta las 14:00 horas, vivimos nuestros Días de Gracia correspondientes al mes de noviembre.  Tiempo de comunión donde hermanos de todo el país,  se acercaron a nuestros puntos de ofrenda, oficinas y móviles para ofrendar y contribuir al sustento de este Ministerio.

Durante el primer día los hermanos respondieron en cada uno de los puntos disponibles. Así también a través del banco. De esto dieron cuenta durante toda la jornada, nuestro hermano Carlos Aburto y la hermana María Soledad, quienes estuvieron a cargo de la transmisión.

Así, a través de contactos telefónicos y reportes de redes sociales, los auditores y Compañeros de Milicia de todo el país y también del extranjero, pudieron seguir paso a paso todo lo ocurrido en esta hermosa jornada donde vimos la gloria de Dios en todo tiempo.

La segunda jornada fue similar. Si bien confiábamos en que nuestro Dios tenía todo bajo control, veíamos como al pasar de las horas, la meta se veía lejana. Información que a eso de las veinte horas fue ratificada por nuestro Pastor Rubén Sáez, quien anunciaba que tendríamos un tercer Día de Gracia para poder completar la cifra correspondiente al mes de noviembre.

Y como era de esperar, los hermanos y Compañeros de Milicia respondieron durante la mañana de este miércoles, participando a través de los diferentes medios de ofrenda, así también acercándose a cada móvil u oficina a compartir un tiempo de reflexión y de consejo en el Señor.

Cerca de las 14:00 horas y como se tenía presupuestado, podíamos anunciar con alegría que habíamos llegado a la meta, agradeciendo al Señor por su misericordia y bondad ,y a cada uno de los hermanos por su disposición a contribuir para que esta obra siga en pie, con la finalidad de seguir predicando el evangelio a todas las naciones.