Se nos va un año más donde Dios ha sido bueno con cada uno de nosotros. Por eso, durante estas últimas semanas estaremos compartiendo testimonio de hermanos y Pastores que son parte del ministerio, y que han visto la mano poderosa de nuestro Señor en sus vidas, tanto en lo personal como también a través de su aporte en el Ministerio.

Por eso, hoy por la mañana tuvimos la hermosa visita de nuestra hermana Pamela Sáez, hermana que durante el año trabaja en el área de producción de Radio Armonía y en la locución de algunos espacios en vivo, y que hace algunos meses sufrió el lamentable accidente de Matteo, su hijo menor.  

“Toda la semana previa estuvimos hablando de los padecimientos, entonces vemos que no fue un accidente porque sí. Fue un tiempo que el Señor preparó lo teórico, y después a ponerlo en práctica lo que es más difícil, pero sabemos que se puede. No puedo negar que ha habido tiempo de tristeza, pero también saber que Dios es bueno y su gracia estuvo con nosotros”, señaló al comenzar su relato.

La hermana Pamela contó con emoción que en este proceso doloroso han tenido la oportunidad de conocer a grandes personas, y dar testimonio de la grandeza de Dios en todo tiempo.  

“Hubo paz por parte del Señor y nos encontramos con varios hermanos al llegar al hospital. También hablamos con un doctor a quien le dijimos que nuestro hijo era del Señor, que si él se lo quería llevar, que así sea. Para él fue impactante porque ellos esperan que los papás lo reclamen”.

Sobre el estado de Matteo, la hermana Pamela explicó en qué va su tratamiento y cómo se encuentra el pequeño de dos años, a dos meses aproximadamente de su accidente.

“Hemos visto una evolución rápida en Matteo. Han sido dos meses que han pasado rápido. Él tuvo un daño en su cerebro por falta de oxígeno, pasando por un estado de coma. Ahora está en un estado de vigilia. Le falta que algo conecte. El Señor sabe cómo nos hizo. Todo está en sus manos”, comentó.

Escucha la conversación completa a continuación: