A la sombra de la cruz, Pilato dijo: "¡Allá ustedes!... y se lavó las manos" (Mateo 27:23, 24). Pero no lo podía hacer. El tenía autoridad para entregar a Cristo, o para soltarlo. Para crucificarlo, o para dejarlo ir. Y además, lo interesante es que Pilato se maravilló de que Cristo no le contestaba una palabra. Se asombró porque Jesús no respondía. El había dicho acerca de Jesús: "¿Qué delito ha cometido?... soy inocente de la sangre de este hombre..." (Mateo 27:23, 24).

La noche anterior, su esposa había dicho: "No te metas con ese hombre, porque anoche tuve una horrible pesadilla por culpa de El". (Mateo 27:19). Y allí está la multitud, rodeando a Pilato, gritando vociferante: "¡Crucifícalo!¡Crucifícalo!" (Mateo 27:22, 23).

Pilato quiso lavarse las manos. (Mateo 27: 24) ¡Pero es imposible ser neutral ante Jesús! El tuvo que tomar su decisión, al igual que usted y yo. Ese "lavado de manos" fue su decisión. Pilato rechazó a Jesús.

Cuando uno lo analiza, Pilato tuvo que escoger entre su posición política y Jesús; entre la neutralidad de la conveniencia y el Hijo de Dios. Y usted también tiene que resolver qué va a hacer con Jesús de Nazaret. Pilato optó por lavarse las manos. Pero ¿qué dice la Biblia? "Pilato soltó a Barrabás. Pero a Jesús lo azotó y lo entregó a los soldados romanos para que lo crucificaran", (Mateo 27: 26). En una palabra, no se lavó las manos, ¿verdad? El tomó su decisión - entregó a Jesús.

Pilato hizo esta pregunta: ¿Y qué hago con Jesús el Mesías? (Mateo 27:22) Es la misma pregunta que usted tiene que hacerse. Pilato traicionó a Jesús, lo entregó. ¿Y dónde está Pilato hoy? En la eterna condenación. Porque quiso lavarse las manos. ¿Qué hará usted con Jesús el Cristo, el Hijo de Dios? Recíbalo en su corazón. El va a entrar, le va a perdonar y le va a salvar de la condenación eterna que merece. Jesucristo promete: "Yo les doy vida eterna y jamás perecerán. Nadie podrá arrebatármelas", (Juan 10:28).

Decídase por Cristo. ¡No puede ser neutral!

Ministerio Evangelístico Luis Palau



Publicaciones Recientes Ponte al día