El siglo veinte produjo una explosión de información que no se puede comparar en toda la historia de la humanidad – acceso instantáneo a volúmenes de información a un pulsar del ratón de la computadora. Sin embargo, con todo lo que hemos aprendido y con todo lo que se ha escrito, la sabiduría del hombre es todavía incapaz de responder las preguntas espirituales más básicas de la vida: ¿Cómo es que llegamos aquí? ¿A dónde iré cuando muera? ¿Cuál es el significado de la vida?

Una vez leí un libro escrito por una psiquiatra sobre como tratar con la depresión. Una sección titulada “Reprogramando tu mente conciente” llamo mi atención en particular. Su primera sugerencia fue que cada vez que tengas un pensamiento negativo, grita, “¡Cancela!” También recomendó una programación al dormir – tocando una cinta toda la noche con grabaciones de comentarios positivos. Durante el día, de acuerdo al libro, debes escuchar música positiva.

El doctor también pensó que sería útil cultivar un significado de filosofía espiritual. Dice que necesitas un sistema de fe que trabaja bien para ti – cualquiera estaría bien – pero ten cuidado de aquellos que hablan del pecado y la culpabilidad. Su recomendación final fue que buscaras la luz en ti mismo. Desafortunadamente, esa es la mejor sabiduría humana que podemos producir.

La Verdadera sabiduría empieza con Dios

Dios define la sabiduría de esta forma: “He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal, la inteligencia” (Job 28:28). Ese versículo describe la fe salvadora – ambos el temer a Dios y apartarse de la maldad empiezan inicialmente en la conversión. Entonces empiezas a ser sabio cuando temas a Dios confiando en Él y arrepintiéndote de tus pecados. Mientras que solo tengas sabiduría humana – o en palabras de Santiago, aquello que es “terrenal, animal, diabólico” (3:15) – no puedes conocer a Dios o la sabiduría verdadera. Sin ese primer paso crítico, no hay relación al Dador de toda sabiduría y entendimiento...

Continúe leyendo en este enlace: Gracia a Vosotros



Publicaciones Recientes Ponte al día