Hoy en “Nuevas cada mañana”, recibimos la visita del hermano Wilson Vásquez, quien es presidente la fundación Corazón Sano. Instancia que desde hace muchos años busca predicar el evangelio de Jesucristo a través del deporte por medio de talleres, charlas y un museo de camisetas, alcanzando a miles de niños y jóvenes en el mundo.

“En los años 90 se predicó mucho el evangelio en el fútbol y hay muchos que han perseverado. Muchos conocimos al Señor y Dios nos empezó a usar de manera especial. Entendimos que el deporte es una herramienta”, dijo el hermano para comenzar.

El hermano, que hoy forma parte del staff de la Selección Chilena de fútbol como utilero, cuenta que, a través del hermano y ex jugador, Orlando Mondaca, pudo conocer al Señor en un camarín. Experiencia que lo ha llevado a predicar el evangelio por medio de este ministerio que nació del corazón de Dios.

“Participé en todos los ministerios, pero el 2005 me invitaron a una conferencia en Argentina que despertó este llamado. En ese momento Dios me mostró el camino con las herramientas que tenía, y eso fue el llamado para servir por medio del deporte. Dejé el fútbol y me fui a preparar en Sudáfrica como líder deportivo”, agregó.

Cuenta que hace muchos años, un hermano le pidió una colección de camisetas con la idea de hacer un museo y poder, de esta forma, contar el testimonio y evangelizar a través del deporte. Idea que Wilson complementó con camisetas de futbolistas conseguida alrededor del mundo entero y que hoy, según cuenta el hermano, ha logrado impactar a miles de niños.

“En la iglesia hay prejuicios y se nos cierran puertas, pero Dios nos ha dado las sabiduría para honrarlo de una manera estratégica. Hemos llegado a más de 16 mil niños en nueve países. Comenzamos con un museo de camisetas. Ahí entregamos valores y principios, entrando con el testimonio y lo que Dios ha hecho en nuestra vida”.  

Si quieres contactarte con los hermanos, puedes escribir a  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. . Escucha la conversación completa a continuación: